Aburrido no es aquel que dice cosas que no entendemos, si no aquel que no entiende lo que alguien interesante dice y no quiere aprender.
RSS

¿VOLVERÉ HACER MAMÁ?

Sí, mil veces sí, lo deseo con todas mis fuerzas y mi marido siempre me ha apoyado en esa idea. Ambos lo queremos y deseamos.

Lo que pasamos pasado está, lo que vivimos queda para nosotros y nuestro crecimiento personal. Superado está, para ello durante meses luchamos.Y ahora es el momento de intentarlo de nuevo.

Lo mejor es que ya sé que debo hacer si vuelvo a perder mi bienestar emocional, lo peor volverlo a pasar. 



Peor esto nunca lo podré saber si no lo intento al menos una vez más. También es cierto que mi situación  no es la misma, primero porque no idealizo mi vida como lo hacía, segundo porque ya me bajé de aquel tren de vida donde lo único que veía era trabajo, ahora he subido a otro donde el 60% de los vagones están dedicados a mi hija y familia y el resto a mi realización y crecimiento profesional realizando todo aquello que quiero y amo. Tercero porque mi alma, mi cuerpo y mi mente tienen unas prioridades y unos proyectos que hacen que sea realmente ahora cuando empiezo a vivir mi vida, la verdadera, aquella que siempre quería de niña.

No puedo decir que no tenga miedo de iniciar la marcha atrás, de volver a sufrir otra depresión, pero si algo aprendí y puedo decir que mucho fue,durante ese duro y largo trayecto es que antes de concebir o si ya lo hemos hecho, no sólo tenemos que preocuparnos por el bebé sino por nosotras también. Pues como nos encontremos de fuertes, de relajadas, de liberadas y de estables emocionalmente facilitará y mucho nuestra nueva labor de mamas y la relación y vinculo madre-hijo.

Quiero recordar algo,  y es que ya no seré primeriza, algo más sé, que es poco a nada con lo que la maternidad nos guarda cada día. Pero todo aventura sea la primera o no, guarda su propio recorrido y desarrollo. Con lo que quiero decir, que nunca nada está aprendido,ese el gran secreto de la vida.

No dudaré en acudir de nuevo a terapia siempre que lo encuentre necesario en mi próximo embarazo y a lo largo de mi maternidad. Porque lo mejor que le puedo dar a mis hijos, es lo mejor de mí y eso solo se consigue con un bienestar emocional.
Publicar un comentario