Aburrido no es aquel que dice cosas que no entendemos, si no aquel que no entiende lo que alguien interesante dice y no quiere aprender.
RSS

DEPRESIÓN, ARNÉS Y AGORAFOBIA

La familia se poco a poco se fue... mi marido se reincorporó al trabajo, y yo me quedé sola con Adriana en pleno verano, con la cual poco podía salir, pues el material del arnés no ayudaba. La pobre se moría de calor y prescrito  24 horas estaba.

Pero esto no es todo, como a la vida le debió parecer que era poco lo que tenía encima, le añadió la gran preocupación laboral. Como ya he contado en momentos anteriores, había dejado mi trabajo de Enfermera en el hospital, para realizar un sueño profesional.

Pero desde pequeña soñaba que el primer año de vida de mi hij@ se lo dedicaría en cuerpo y alma, y con esa ilusión crecí, me desarrollé y soñé. Sin embargo hacia muy poco que había iniciado mi propio camino profesional y el embarazo vino antes de lo esperado. Así que tenía que reorganizar mi vida. Algo, que en ese momento no estaba preparada ni  me apetecía. Pero torturaba demasiado cada día. Incluso dando el pecho de madrugada, algo que me aterrorizaba porque temía que tanto dolor, tanto descontrol emocional en un futuro corto o largo le hiciera daño a mi hija.

La vida eligió por mí, en ese intento de saber cómo colocar cada cosa en su lugar, llego la decepción laboral con las personas que realizaba dicho proyecto, mentiras, beneficio propio... cosas de las que ni pienso ni quiero hablar porque no se merecen ni un sólo lugar en mi blog personal.

Así que tras caerse la venda de mis ojos, decidí que ponía fin a todo, que me dedicaría al cuidado y disfrute de mi hija. Por fin la vida me ofrecía una rosa sin espinas.

Y que ilusa fui, una persona activa, creativa, con ganas de comerse el mundo, ilusionada con la vida y con su hija, y ambiciosa en lo profesional. Se había quedado sin trabajo, sin su sueño, sola durante todo el día, llena de dudas y miedos, llorando en secreto porque me oponía a que mi hija viera ni una sola lagrima  mía recorrer mi cara, incapaz de salir sola a la calle porque me sentía incomoda hasta dando el pecho a mi hija cuando lo pedía ...En fin, me sentía altamente fracasa en todos los aspectos de mi vida....
Publicar un comentario