Aburrido no es aquel que dice cosas que no entendemos, si no aquel que no entiende lo que alguien interesante dice y no quiere aprender.
RSS

¡ NO ME OLVIDO DE TI, PAPÁ! 2ª PARTE

Cada pareja debe hablar y encontrar  su propia fórmula para sobrellevar las nuevas responsabilidades y tareas, sin que nadie obligue o acuse al otro de nada. Simplemente intentando hablar para llegar a un acuerdo entre vosotros, en vuestra intimidad.

Hablar sobre los miedos, dudas, planes y deseos de como queréis ambos, llevar este embarazo y como pensáis que es la mejor manera para los tres si sois primerizos y más si ya sois padres, para adaptaros y enfrentar la llegada del bebé a vuestra pareja.

Este gesto simple y a la vez complejo, puede ayudar a sentiros más fuertes, más seguros, más unidos y con mayor complicidad y ganas de luchar ante cualquier adversidad que pueda surgir.

¿Es fácil? No, por Dios, soy realista y abrirnos para hablar de nuestros miedos, no le gusta a nadie y menos siendo un hombre, a los que culturalmente los llamaríamos cobardes, en lugar de humanos.

Y sí le sumamos, como ocurre en toda pareja, en donde cada uno vive una gestación y posterior nacimiento de forma diferente, más aun. La madre por la revolución hormonal y ellos, aunque no lo creáis, bajo la impotencia que sienten en muchas ocasiones, de intentar ayudar y no poder o no dejarles. O intentar comprender por lo que estamos pasando y no hacerse lo nada fácil. Pues a veces cometemos el gran error de decir frases tan socorrida como: "esto son cosas de mujeres y tú no lo entiendes".

A lo que siento decir, que no es así, pues un embarazo cuando se tiene en conjunto es cosa de dos, y del cuidado del bebé ya no digo nada. De acuerdo que nosotras sufrimos muchos cambios y transformaciones físicas y que las hormonas no facilitan el día a día en la mayoría de los casos, pero al igual que ellos, nosotras también somos humanos y necesitamos comunicarnos, sentirnos queridas y seguras ante nuestros miedos y dudas.

Y unidos todo esto es mucho más llevadero, no sólo durante el embarazo sino también de cara al post-parto.

Tal vez si le diéramos la oportunidad de involucrarse un poco más en todo el proceso, de ejercer como padre desde el minuto uno, en ese mismo momento cuando el test de embarazo es positivo, de leer e indagar con nosotras sobre todo lo nuevo que está por venir. Toda esa maravillosa etapa sea más fácil de llevar. 

Debemos recordar que nosotras tenemos nueve meses muy valiosos para asimilar y ser algo más cocientes de la llegada de un bebé, sin embargo ellos lo viven todo desde la "distancia" y con lo poco que nosotras les contamos y si me lo permitís decir, casi son padres de golpe, pues el bebé llega a sus brazos con la misma rapidez que tienen que ejercer de padres.

Si soy sincera y poniendo me en su lugar, esto debe ser un "shock" emocional impresionante, yo me asustaría y mucho, pues en menos de nada, tengo a mi bebé en los brazos, mi pareja necesita ayuda, yo tengo que ejercer de padre, algo totalmente nuevo para mí, ayudar y solucionar miles de historias burocráticas en menos que "canta un gallo."

¿No creéis que también es un proceso bastante duro para ellos, y que le deberíamos ofrecer la oportunidad de creer como padres junto a nosotras, y aprender juntos a sobrellevar todo lo nuevo?


¿ Les damos la oportunidad de participar todo lo que quieran y más?

Publicar un comentario