Aburrido no es aquel que dice cosas que no entendemos, si no aquel que no entiende lo que alguien interesante dice y no quiere aprender.
RSS

¡PERDONA TE A TI MISMA!

¡Perdona te a ti misma!
Aprender a perdonar te, es el primer paso para salir de la depresión post-parto.
Aprender a perdonar te es necesario para limpiar tu corazón de la pena y la culpa.
Aprender a perdonar te inicia el camino a la superación.

Yo también tuve que hacerlo, también tuve que aprender a perdonar me a mi misma, para entender que no era, ni fui la responsable de mí depresión, que no fui yo la que lo busco.

Aprender a perdonarme, me ayudo a reconciliarme conmigo misma, a entender que por lo que estaba pasando, surgió por mil razones, entre ellas el no ser capaz en ese momento de aceptar todos los cambios que se daban, a su misma velocidad.

Aprender a perdonar me, hizo que comprendiera que mi vida había cambiado, que ya no podía seguir subida aquel tren de alta velocidad, en el que su mercancía sólo se basaba en trabajar y alcanzar alta perceptivas de ello.

Aprender a perdonarme hizo que entendiera que mi nueva vida, la que si me hace realmente feliz, había empezado y yo con ella. Me descubrí, puede dar respuestas a preguntas que llevaba tiempo haciendo me como, ¿qué busco en la vida?, ¿quién soy?, ¿hasta dónde quiero llegar, profesionalmente?, ¿realmente estoy creciendo y desarrollando me a nivel personal?

Para ello, me auto escribí miles de folios en blanco, los cuales veían como mis lágrimas corrían por mis mejillas a la misma velocidad que la tinta de mi bolígrafo se desliza en ellos. Si, lloré, y tanto que lloré, pero liberé, sane, encontré respuestas. Descubrí que mi bienestar emocional flaqueaba mucho antes de ser madre y que sólo era cuestión de tiempo, maternidad o no, que todo se derrumbará para  volver a empezar de nuevo. Porque en el libro de mi vida, ya se había escrito ese capítulo, y en el se leía que tenía que pasar por esa tan desagradable experiencia para realmente aprender, crecer y valorar lo que tenía ante mi, la propia vida.

Me perdoné, comencé a valorar todo lo que tenía a mi alrededor, mi necesidad por superar aquella depresión y la irracionalidad de la culpabilidad que esta me hacía sentir.

Por ello te insisto tanto. Para amarte, para valorarte, para recuperar fuerzas y luchar, tienes que aprender a perdonar te. Entender que no eres tú la responsable, ni tampoco los que te rodean, sino que el verdadero motivo o motivos aún tienes que buscarlo, pero para ello es necesario que estés fuerte para asumirlo, para aceptarlo y para nuevamente perdonarlo.

Escribe, desahoga te, libera te de la mochila que todos llevamos encima, vuelve a respirar, y si hoy no tienes fuerzas para luchar por ti, porque estas cansada de pensar, de llorar, hazlo por ese bebe, por ofrecerle lo mejor de ti, por poder regalar le una sonrisa verdadera, cada día. Porque tú bienestar emocional supone un futuro bienestar para él y tu familia.

Lucha, desde el corazón y con todas tus ganas, porque esto hoy te hace sentir pequeña, sin embargo mañana serás inmensa, te sentirás feliz y plena.

Y podrás decir, no, mejor gritar, igual que yo, SOY UNA MAMÁ MÁS QUE TAMBIÉN SUPERO UNA DEPRESIÓN POST-PARTO.
Publicar un comentario