Aburrido no es aquel que dice cosas que no entendemos, si no aquel que no entiende lo que alguien interesante dice y no quiere aprender.
RSS

¡ UNA MUJER, UNA MATERNIDAD ÚNICA !

 En muchas ocasiones, frases comos: " Qué tonterías tiene esta niña, ni que fuera la única que ha parido" o "Yo también he parido, nada más y nada menos que a tres y no tenía tanta tontería". No son la mejores compañeras para cualquier mamá que hace poco tiene entre sus brazos a su bebé,  sufra un cuadro depresivo o no.

Es obvio decir, que "las mujeres que hemos gestado también hemos dado a luz a nuestros hijos". Todas de una manera u otra hemos traído un niño al mundo: parto natural o con ayuda de la Epidural, en el agua o en la cama de casa, de urgencia o Cesárea programada....

Pero ni todos los partos son iguales, ni todos los embarazos se asimilan de la misma manera, ni todo nacimientos llegan en el mejor estado emocional o personal de la madre.

Cada madre se enfrenta a los cambios y nuevas responsabilidades de la mejor manera que sabe, cuando el momento llega, tenga los hijos que tenga.Pues no existe un manual de actuación ante la maternidad, y esto puede suponer que unas se adapten a las mil maravillas gracias a que poseen una gran capacidad de adaptación  a lo nuevo y la adversidad  o que suceda la contrario y dicha capacidad  se vea mermada por múltiples causas, las cuales llegan ha abrumar de tal manera que la vista, el corazón y la mente se nublan durante un tiempo determinado que todos podemos minimizar si se le da normalidad, apoyo y escucha.

Porque la depresión post-parto te visita cuando ella quiere no cuando tu lo deseas, en el primer bebé o en el segundo, a veces en todos y otras por suerte en ninguno. Y eso no significa que seamos mujeres débiles o malas madres. Significa que la vida nos guardaba una mala sorpresa que cada una supera a su manera.
Estoy segura que no hay madre en la faz de la tierra que no quiera sentirse pletórica, llena de energía y alegría cuando su bebé llega.

A mí me gustaría preguntar: ¿ y si en lugar de hacer comentarios inapropiados, juicios y similitudes que no tienen sentido, intentamos informarnos o ponernos en el lugar del otro?, ¿ y si en lugar de hablar sin conocimiento de causa, callamos y esperamos a que nos expliquen que es lo que realmente les pasa?...

 Porque hoy puedo ser yo la que se encuentre en estás situación, pero mañana puedes ser tú y te aseguro que de mí solo recibirás apoyo, que es lo que siempre hay que ofrecerle al otro.

Siento ser tan dura y tal vez brusca, pero tuve que escuchar tanto durante la depresión, tanta incoherencia, tanta tontería junta, que es inevitable que no las mencione.Desde que no tenía cara de estar deprimida, hasta que lo mío no era depresión post-parto con un argumento que mejor no menciono, todo el mundo sabía mejor que yo que me pasaba y lo más curioso es que ninguno se había molestado en preguntarme preventivamente como me encontraba......

Escuchemos primero al otro, desde el corazón,
desde las ganas de escuchar para ayudar, sin juicios, ni prejuicios, sólo escucha y tal vez así empezamos realmente a extender nuestra mano para dar calor y apoyo a esa persona que nos importa.


Publicar un comentario