Aburrido no es aquel que dice cosas que no entendemos, si no aquel que no entiende lo que alguien interesante dice y no quiere aprender.
RSS

¡ PADRES QUE LUCHAN CADA DÍA ! 1ª Parte

 Hace muchos meses que guardo este artículo en la cabeza, y cada vez que escribía, borraba las líneas expuestas y me decía: " no, ahora no es el momento". Pues lo que en el cuento, lo que en el quiero transmitir supone una responsabilidad  y un compromiso a nivel personal y social muy importante para mí.

 Por ello hoy he reunido el valor de hacerlo, el valor de dar luz y vida a miles de madre, padres y familias enteras que en la actualidad y en un tiempo pasado, porque no mencionarlos, sea por el motivo que sea no están pasando por su mejor momento, familias enteras que luchan cada día por darle todo el amor, apoyo, felicidad y bienestar a sus hijos, ante cualquier adversidad y sin perder la sonrisa frente a ellos. 

 El paro, las dramáticas situaciones familiares, depresiones, enfermedades y miles de circunstancias de las que no tenemos conocimiento y cuya existencia es real... son merecedores de mención y reconocimiento, pero no quiero mezclar las circunstancias, creo que cada uno merece su espacio, cada uno merece su escucha. Para las que espero volver a reunir el valor personal para hablar de ellos y enviarles todo mi ánimo.

 Sin embargo en  este momento, en el día de hoy, quería dar mis más enhorabuena, mi mayor felicitación desde el corazón, desde la sinceridad, no sólo como Enfermera, madre, y mujer. Sino, también como una persona que sufrió y  mucho, en una etapa de su vida que debía a ver sido la más maravillosa, que actualmente lo es, y que dicha experiencia me transformo a todos los niveles y que si antes amaba el mundo de los niños y la familia, ahora es una lucha personal en la que intento que todos tengan un espacio y punto de apoyo con el que poder obtener fuerzas para luchar y verse apoyados antes las sorpresas que nos guarda la vida. 

 Fuerza  y apoyo para esas familias que tras el nacimiento de su bebé, la vida, no les ofreció el regalo de llevar lo a casa en brazos tan pronto como nació, sino un tiempo después; semanas, meses e incluso año y algo más, debido a que ese pequeño que tanto desearon ver, nació con una problemática orgánica, la que sea, que le obligaba a permanecer en el hospital durante el tiempo necesario para su recuperación.

 Esas familias, madres y padres llenos de dolor. Personas valientes, con coraje, con fuerza. Personas que han intentado aceptar lo mejor que han podido el revés momentáneo que la vida, les ha dado a ellos y a su hijo/a. Y por el cual han luchado y permanecido unidos, sobre todo por ese pequeñ@ que necesita de todo su cariño, amor y calor.

 Padres que, lloran fuera del hospital, cuando la puerta de este se cierra tras sus espaldas, pero que cada día regresan a él con ilusión, ánimo y una sonrisa porque es esto lo que quieren transmitir a su retoño: sonrisas, optimismo, fuerza, lucha por salir adelante, por mejorar. Ilusión por cumplir ese sueño mutuo: "volver todos a casa". De enseñarle su habitación aún no estrenada, su cunita, su cama. De demostrarle cada día lo mucho que le aman y todo lo que llegarían hacer por él o ella.

 Y no me refiero a papás primerizos o ya consagrados, no sólo hago referencia a la impactante situación que es dejar a tú bebé a las pocas horas de nacer, días o meses en el hospital, aunque sabes que es por su pronta mejora. También hago referencias a todos los padre cuyo hijos pequeños por un motivo u otro han tenido que pasar algún tiempo de su infancia entre las paredes de un hospital, y de los cuales, tendríamos tanto que aprender...

 Por si solos son esencia de vida, de ánimo de fortaleza, de lucha, de comprender y valorar lo que realmente es importante y de lo que realmente merece la pena preocuparse..... Para ellos, para todos, es este mensaje.

 Porque creo que es necesario su reconocimiento, creo que es necesario que les ofrezcamos apoyo, pero no le trasmitamos pena ni compasión, ya bastante tiene ellos guardado en su corazón. Transmitamos les amor para que tengan fuerza, optimismo para que miren al Sol cada amanecer, admiración por todo lo que hacen, fuerza para seguir sonriendo cada día, apoyo por si en algún momento decaen y necesitan una mano, un hombro sepan que cuentan con ello.

"Digamos les cada día, que: ellos pueden con eso y más, pueden luchar, juntos lo pueden superar y llegará el día en el que todos recuerden todo lo sucedido como una etapa de sus vida,con la que se han convertido en las maravillosas personas que son hoy."












Publicar un comentario