Aburrido no es aquel que dice cosas que no entendemos, si no aquel que no entiende lo que alguien interesante dice y no quiere aprender.
RSS

¡UN EMBARAZO, MIL EMOCIONES!

Un embarazo, mil emociones. 
Un embarazo, miles de síntomas.
Un embarazo, mil reacciones.
Un embarazo, una mujer y una única forma de pensar, asumir, enfrentar y vivir esos largos nueve meses.

Así se comporta una de las etapas más impredecibles de nuestra vida, así se comporta la antesala de nuestra futura maternidad, así vivimos cada una los cambios que nuestro embarazo y con el, nuestro bebé necesita realizar en el cuerpo de mamá, para poder crecer y recibirnos con una gran sonrisa y un deseo imparable de dar y recibir amor.

Futuras mamas, con unos síntomas que se olvidaron de abandonarnos al finalizar el primer trimestres y se han quedado junto a nosotras todo el embarazo, aquí me incluyo yo en mis dos embarazos.
.
Futuras mamas que por suerte, y a las que envidio muchísimo, porque creo que debe ser mágico, aquellas que desde el minuto uno ven como su bebés crecen en su interior, sin padecer ni un solo malestar.

Futuras mamas que por alguna razón médica, pasan gran parte o casi toda la gestación en reposo.

Todas somos futuras mamas, a todas nos rodean distintas circunstancias, todas somos muy distintas pero iguales en un sólo ámbito, las emociones.

 Todas necesitamos sentir emociones que nos llenen de energía, vitalidad, entusiasmo, de fortaleza para cuando llegue el momento. Emociones que nos recuerden que estamos embarazadas y no enfermas, que podemos pasear, caminar por los bosques, la playa, la ciudad, quedar con amigos para comer o tomar algo, viajar, cine, teatro, emprender proyectos....

Todas necesitamos cultivar el optimismo y la ilusión, el yo puedo y el que guapa estoy. Todas tenemos que recordar que nuestro cuerpo cambia porque necesita dar cabida a un ser maravilloso que en unos meses nos llamará mamá, nos amará incondicionalmente y se apoderará de nuestro corazón para toda la eternidad.

Nuestro bienestar emocional, no sólo es importante para nosotras, el bebé también se alimenta de ello.

¿ Cómo conseguirlo?

Es sencillo, créeme, yo también soy futura mamá... y a la que su segundo embarazo se le han sumado alguna que otra complicación, y te puedo decir de buena mano que todo es posible incluso en reposo, pues como dice el refrán:  "Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma puede ir a la montaña".

Piensa en una o varias actividades que te motiven, llenen de energía e ilusión, no importa si tienes la suerte de poder realizar las a diario o solo el fin de semana:  Yoga, Pilates, Meditación, reuniones con amigos en casa o fuera, leer, hacer punto, pintar la ropita de tú bebé...

Cualquier actividad que haga que tus ojos brillen de entusiasmo y que se convierta en un momento de conexión entre los dos, tú bebé y tú.

¡Verás la magia que se crea entre ambos, ganarás mucho si lo intentas y perderás nada si lo intentas!




Publicar un comentario